Consejo de familia

Consejo de familia como órgano de direcciónEl consejo de familia es el máximo órgano de gobierno de la empresa familiar. Entre sus funciones principales se encuentra la de crear un clima cordial que propicie la comunicación entre los miembros de la familia. Y ello desde la concreta visión de las relaciones personales que se establecen entre los familiares que son socios de la empresa y que incluso trabajan en ella, y el resto de los miembros que no son propietarios y se encuentran en una posición más desligada de la misma.

Aunque no hay reglas fijas respecto a la composición del consejo de familia, la recomendación básica es que, al ser un órgano fundamentalmente aglutinador, en él participen representantes de las distintas generaciones y ramas familiares.

Simplemente el hecho de la creación de este foro social es ya un avance crucial para iniciar el proceso de comunicación en el que la familia va a participar en un futuro.

Funciones y tareas

Como hemos visto a grandes rasgos, la función primordial de este organismo es tratar y resolver los problemas que se producen en el seno de la familia y que afectan o pueden afectar a la sociedad. Sin embargo, en él también se tratan habitualmente cuestiones que atañen a otros temas tan importantes como conflictivos: política de contratación a familiares y su retribución; normas sobre la elección y preparación del sucesor para afrontar el cambio generacional; aspectos relativos a la propiedad y el patrimonio; mediación en conflictos que se susciten entre los miembros de la familia.

En el consejo de familia tiene cabida cualquier cuestión relacionada con la concreción de los valores de la familia que se desean trasmitir de generación en generación.

Composición

La composición dependerá del tipo de consenso al que llegue la propia familia, teniendo presente su tamaño y el tipo de empresa, así como las necesidades y la peculiar idiosincrasia de cada una de ellas. El secreto del funcionamiento de cualquier empresa familiar estriba en ese consenso, que garantizará el éxito tanto de la compañía como del mismo consejo. Este órgano deberá actuar alineado con la estrategia clara de empresa familiar que estará fundamentalmente recogida en el instrumento conocido como protocolo familiar.